Calcula el IPC de manera sencilla

EL IPC, por si lo desconocía, es el Índice de Precios al Consumidor, lo más destacable es que es de calidad variable, y marca la evolución de los precios de los productos habituales que puede consumir una familia.  Junto a otros índices, es uno de los que marca la economía del país. A continuación, os enseñamos a cómo calcular el IPC.

En primer lugar, tienes que saber que el encargado de calcular el IPC es el Instituto Nacional de Estadística. El INE cuenta con 491 productos para calcular el IPC, catalogándolos en diferentes categorías: ocio y educación, tabaco, transporte, comunicaciones, etc.

Para saber cómo calcular el IPC, tienes que ir recogiendo todos los datos concernientes al precio de los productos que hemos nombrado anteriormente. Estos datos se deben recoger mensualmente y tomando como referencia un municipio, teniendo en cuenta criterios estadísticos como por ejemplo tamaño de la muestra.  Es necesario que sepas que todos los productos no son iguales a la hora del IPC, ya que los que tienen una mayor ponderación son los que se usan con más regularidad.

El siguiente paso para saber cómo calcular el IPC es pasar una serie de cuestionarios a las familias elegidas para formar parte de la muestra. Una vez estén todos los datos recogidos, ya tendremos un índice de IPC.

Lo más interesante de este índice es observar y estudiar la evolución de éste a lo largo de los años, para apreciar, la evolución o involución económica de su país, y así tomar medidas para mejorar.

El descuento una forma de vender

Utilizando como única estrategia de venta la promesa de unos precios más bajos, los eslóganes en los que se puede leer las palabras: liquidaciones, promociones, descuentos u ofertas, siempre llaman la atención, indistintamente de si sean reales o no. A partir del pasado julio han proliferado en algunos comercios debido a las nuevas medidas que ha impuesto el gobierno, las cuales están siendo bien aprovechadas por algunos comercios, pese a que las rebajas generales siguen teniendo lugar únicamente dos veces al año.

Los porcentajes descontados y las comparaciones entre el precio actual y el anterior son los factores que acaban enganchando a los compradores, dejando en un segundo plano la calidad real del producto respecto al precio actual.

Por otro lado también han empezado a proliferar empresas que ofrecen únicamente ofertas, como por ejemplo Groupon, páginas en las que se reúnen una multitud de diferentes servicios, actividades y empresas, ofreciendo precios muy competitivos. Se trata de empresas que trabajan como plataformas, encargándose de publicitar productos cuyos propietarios quizás no tienen los medios o no quieren ocuparse de esta parte comercial, bajando los precios para darse a conocer al público.

Pero las medidas liberalizadoras que realizó el gobierno no solo se limitan a dar más libertades respecto a estas campañas promocionales, sino también a aumentar el número de días festivos en los que se permitirá abrir, de ocho a diez. También ha flexibilizado los horarios de los comercios dirigidos al turismo en ciudades que según criterios objetivos serían consideradas turísticas, de forma que el horario de apertura puede llegar hasta las noventa horas a la semana. Medidas que podrían no representar un aumento directo de las ventas, por mucho que se fomentasen las ofertas en alojamiento o transporte, y sí un descenso de la calidad de vida de los trabajadores de estos comercios.

Deterioro en la UCV

Que la UCV (Universidad Central de Venezuela) está deteriorada, no es nada nuevo, todo lo contrario, es una realidad desde hace muchos años, que la hace parecer, tal como uno de sus espacios, “tierra de nadie”.

En consecuencia, El presidente del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), Raúl Grioni, expresó su preocupación ante las condiciones en las cuales se encuentran algunas escuelas, facultades y áreas comunes de la Universidad Central de Venezuela (UCV), ya que esta infraestructura fue declarada como Patrimonio de la Humanidad.

Grioni dirigió una carta pública a la directora del Consejo de Preservación y Desarrollo de la Ciudad Universitaria de Caracas (Copred), Maria Eugenia Bacci, en la cual también dio respuesta a su petición de inspección ante “el daño patrimonial ocasionado por pinturas de carácter político realizadas recientemente sobre estructuras y paredes de la universidad”; las cuales, no han ido más allá de los simples grafitos, sino que han sido acompañadas de manifestaciones y canticos, totalmente relacionado y/o parcializados hacia uno de los sectores políticos de Venezuela.

Es evidente, además, al pasear los pasillos de la Central, lo descuidada y falta de mantenimiento que está la misma, aunque desde adentro se defienden alegando que por ser patrimonio de la humanidad, resultada demasiado engorroso ejercer cambios en la misma, pues hacen falta muchos trámites legales. Pese a esto, el deterioro alcanza estados alarmantes, hasta el punto de presenciar ascensores con el techo parcialmente desprendido y ventiladores que atentan contra la integridad del alumnado al encontrarse colgados de una forma endeble.

La caída del precio de los carburantes frena la inflación

Si has ido a repostar carburantes estas últimas semanas te habrás fijado que el precio de la gasolina y del diésel ha bajado, eso es debido a la caída del precio internacional del petróleo y de sus derivados.

Eso se ha trasladado a la caída del IPC que ha descendido de un 2,8% a un 2,4% tal y como acaba de confirmar el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aun así la inflación es un poco elevada para la situación en la que se encuentra nuestra economía, en claro retroceso y en un momento en el que el consumo privado está alcanzando cotas muy bajas.

El grupo de los transportes que incluye a los carburantes lidera los descensos en tasa anual al haber pasado de un 2,8 en febrero a un 0,7 en marzo. Un descenso brutal que ha afectado al IPC. Un descenso que es debido a la baja cotización del barril de Brent que estaba a unos 125 dólares el barril y ahora se encuentra aproximadamente en los 110 dólares el barril.

Los precios de los restantes grupos de productos que están incluidos en el Índice de Precios al Consumo apenas han variado con respecto a la anual a excepción de los alimentos y bebidas alcohólicas que ha sufrido un descenso de 2,8%  a 2,6%. Y del grupo de ocio y cultura debido  a la caída de la Semana Santa cayo este año en marzo y no en abril como en 2012.